¡Egipto, la Gran Esfinge tiene en su cabeza una entrada a habitaciones secretas!

0
2006
views

La imagen que sigue muestra la Gran Esfinge de Giza fotografiada desde globo en el siglo XIX. En la parte superior de la cabeza se puede ver una cavidad casi perfectamente circular en su centro. Sin embargo, con una foto reciente desde un avión, queda claro que esta cavidad en la cabeza fue cubierta por una de las muchas “remodelaciones” modernas.

Con el reciente descubrimiento en la Gran Pirámide de una habitación secreta, algunos investigadores se preguntaron por qué no se utilizó la misma tecnología para finalmente revelar los pasajes y salas que el La Gran Esfinge debería esconder.

Estudios de georadar y varias investigaciones científicas han localizado anomalías pasadas (presuntas cavidades y pasajes) cerca del guardián ancestral, y la imagen introductoria de este artículo sugiere que al menos en su cabeza hay un agujero que fue cubierto deliberadamente que podría conducir a cámaras ocultas.

Pruebas antes del encubrimiento oficial

En 1740 Charles Thompson escribió lo siguiente: “No pudimos llegar a la cima de la cabeza, pero nos hicieron saber que hay un agujero circular donde una persona puede entrar tranquilamente. Se especula que los monjes antiguos podían usarlo para poner sus oráculos dentro de la Esfinge “.

El hueco que menciona Thompson incluso se ha ilustrado. En el siguiente diseño del siglo XVIII, una larga escalera está reclinada sobre la espalda de la Esfinge, y un explorador francés parece emerger del centro del monumento ayudado por uno de sus colegas.

Ya en 1920, una fuente fue testigo de cómo el ingeniero Emile Baraize del gobierno egipcio selló la “entrada” en la cabeza de la Esfinge, presumiblemente para evitar que la gente entrara y dañara el monumento.

La “remodelación” del agujero en la cabeza de la esfinge nos proporciona las mediciones de la cavidad sellada: el agujero mide 5 pies de circunferencia (1.5 metros) por 6 pies de profundidad y luego accede a una cámara secreta.

Para terminar su trabajo, Baraize colocó cemento en el agujero e instaló una puerta en la parte superior.

Algunos teorizan que el agujero fue el lugar donde finalmente se incorporó un casco. Sin embargo, un fragmento tan grande de roca difícilmente puede sostenerse a si mismo si tomamos en consideración.

El templo más antiguo de Egipto

Debajo de este párrafo hay una representación artística de la estructura interna de la Esfinge. Es de la obra de Fotodrama de la Creación por Charles Russell (1914), que a su vez se inspiró en una obra poco conocida del arqueólogo George. A. Reisner (1867-1942) llamada “Descubrimientos extraordinarios dentro de la Esfinge – El templo dentro de la cabeza hueca”, que presenta un diagrama con las cámaras interiores y una serie de escaleras descendentes dentro del monumento.

Un asombroso artículo titulado El secreto de la esfinge, publicado el 5 de marzo de 1914 en el periódico Northern Territory Times and Gazette, respalda el origen del diagrama anterior.

Aquí hay un breve extracto:

El profesor GA Reisner, de la Universidad de Harvard, ha realizado la investigación científica sobre el misterioso monumento egipcio conocido como la Esfinge y ha realizado descubrimientos extraordinarios que ayudarán a aclarar un misterio que ha desconcertado a los expertos desde hace mucho tiempo.

Dentro de la Esfinge encontró un templo dedicado al sol. Es más antiguo que las pirámides en sí, ya que su construcción se remonta a una fecha cercana al 6.000 aC, por lo que es del periodo histórico más antiguo de Egipto.

Menes, o Narmer, como a veces se lo llamaba, fue el primer rey que Egipto tuvo. La tumba de este monarca, que se definió a sí mismo como un dios, también se encuentra dentro de la Esfinge.

Hay túneles que conducen a cuevas aún no penetradas, por lo que de momento el trabajo arqueológico se ha extendido por seis meses. La Esfinge está tallada en roca natural, pero contiene cavidades y edificios que una vez podrían haber estado en el exterior.

Actualmente, las excavaciones están lindadas a una habitación ubicada en la cabeza. Desde esta habitación se accede a la parte interior, es gran sala de 60 pies de largo y 14 de ancho (18 metros x 4 m de ancho).

Está conectada por túneles al templo del sol, que se encuentra entre las arcillas de la Esfinge. Las reliquias como la “amputación crux” en relación con el sol se cuentan de a cientos. Muchas son de oro y algunas tienen alambres con campanas que, tocadas por los sacerdotes, invocaban a los espíritus.

Dentro de la Esfinge también hay pequeñas pirámides, aunque la Esfinge fue construida mucho antes que las grandes pirámides aparentemente. (…) Según el profesor Reisner, Egipto es una gran civilización cuya superficie solo ha sido raspada. Lo que está adentro, debajo de la arena, probablemente nunca será desclasificado al público …

Fantástico, ¿verdad? Investigación de un profesor de Harvard del interior de la Gran Esfinge publicada en un periódico respetable …

El gobernante de la primera dinastía egipcia, Menes, obviamente no reinó en el año 6000 aC – la fecha comúnmente reportada por los arqueólogos para el comienzo de su reinado es 3100 aC C., entonces su tumba dentro de la Gran Esfinge tiene sentido solo si fue construida antas de su reinado.

Y si recordamos la hipótesis de que la cabeza humana de la Gran Esfinge no es la original … ¿podría entonces ser que Menes cambiase la cabeza felina a su imagen y semejanza? La similitud no se puede negar como podemos apreciar en la comparación entre un retrato y la esfinge, aunque, por supuesto, esto es un tema para otro artículo.

Articulo original de: Segnil dal Cielo

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here